Scroll to top
© 2019, IM+C. All rights reserved.
en es

Acuérdate de mí

Acuérdate de mí

lazo rojo en dedo índice

Con el paso del tiempo, voy viendo el final con mayor curiosidad y reflexión.

Me acerco a tratar de entender en profundidad las diferentes religiones, descubriendo que pelean más sus diferencias que por sus similitudes. O me encuentro con historias que nos dan que pensar, como la del Dr. Brian Weiss, que pasó de ser un reconocido Psiquiatra, aparentemente agnóstico desde su rama de la ciencia, a convertirse en un fiel creyente de la reencarnación tras sus experiencias de regresión hipnótica con sus pacientes; os recomiendo curiosear alguno de sus libros, ¡muy interesante!

En cualquier caso, como parte de esa reflexión me pregunto qué recuerdo profesional dejaré en este mundo cuando me vaya. Y es en estas cuando me pongo a pensar, mirar y leer a los maestros/as de mi profesión, la publicidad, y lo que han hecho para ser recordados como Miguel Ángel Furones, fallecido recientemente, y a quien he tenido la desgracia de no conocer en persona, pero que ha sido uno de los referentes mas grandes de esta profesión en España y más allá de sus fronteras.

Puede que me equivoque, pero creo que Miguel Ángel, y todos/as nuestros/as demás referentes, poseen virtudes en común, claves en su reconocimiento, como el amor a su trabajo, la confianza de sus clientes, una voraz hambre por aprender y un fuerte espíritu creativo.

Y ahí es donde voy precisamente: Se dice que se puede ser creativo desde los medios, pero la verdad es que, según en qué entorno, es muy difícil conseguirlo. Los escenarios globales, cada vez más nocivos y fragmentados, hacen que sea prácticamente imposible generar estrategias de medios que realmente potencien y mejoren conceptos creativos.

Que destaquen por sí mismas. Que generen la pregunta: “¿Quién ha hecho eso posible?”. La lona de Jan Laporta en frente del Santiago Bernabéu es un buen ejemplo de esta “planificación creativa de medios”.

Con un buen mensaje, sí, pero el efecto de esa lona no hubiera sido el mismo si hubiera estado ubicada en cualquier otro lugar del mundo. La ubicación era la idea.

El día que se destapó esa lona, el abogado catalán se convirtió en el presidente del Barça. Y, de momento, nadie conoce el nombre de quién lo ha hecho posible…

Para que “milagros” como éste sucedan, es imprescindible trabajar en equipos integrados que permitan explotar el talento de los profesionales de medios junto al de los creativos. Priorizando la transparencia y con ello la confianza del cliente, pensando en el producto final más que en el bolsillo, preguntándote siempre cómo se puede innovar y siguiendo de cerca la influencia de las nuevas tecnologías. Los futuros líderes de la creatividad no serán personas, sino grupos.

Y no trabajaran en grandes compañías multinacionales sino en las indies. Y en esos grupos habrá alguien de medios. Y la gente del sector se acordará de él.

Fernando Monedero, Country Manager de IM+C en EEUU y América Latina


Related posts