Scroll to top
© 2019, IM+C. All rights reserved.
en es

D.E.P Boteman. Gracias por divertirnos

D.E.P Boteman. Gracias por divertirnos

spot boteman para botemania

Salvando las enormes diferencias con el cine, la historia de la publicidad está llena de personajes entrañables que nos explican muchas cosas en muy pocos segundos.

Son los Indiana Jones, Elliot, Forrest Gump o el sargento Elías de la publicidad. Si los más antiguos cerramos los ojos y ponemos en marcha la memoria recordaremos rápidamente al hombre de la tónica Schweppes, al de Martini, a las vecinas del tendedero, a Edu (feliz navidad), o al criado del algodón no engaña, que incluso presentó a su hijo en una de sus campañas.

Se trata de personajes que aparecen breves segundos, pero que calan en la población por su simpatía, por su personalidad o por la historia que explican.

Me vienen mil a la cabeza, pero no sé por qué ahora mismo estoy pensando, por ejemplo, en aquel señor jubilado del maravilloso anuncio de Ikea que cruza el mundo con su silla porque un día le quitan el sitio en el banco.

¿Qué será de él? ¿Seguirá en el parque al que volvió después de su periplo?

Se trata de personajes del lado pobre (no en dinero, sino en tiempo) de nuestras pantallas. Personajes que aparecen cuando la gente va al lavabo, o recoge la mesa.

Personajes que, como aquella camiseta del Festival de San Sebastian, solo tenían 20 segundos para seducir. Pero lo hicieron. Y eso tiene un gran mérito.

Entre ellos, estos días despedimos a uno que hemos tenido el placer inventar, desarrollar y dar vida durante unos años: Boteman, el superhéroe contra el aburrimiento.

Boteman nunca fue una superestrella

Boteman nunca fue una superestrella, como el de Martini, ni tuvo la cantidad de anuncios del hombre de Tenn, al que la gran agencia Tiempo BBDO le dio más de 50 años de vida. Boteman apenas apareció en 5 spots.

Pero su simpatía, sus caras cómicas y su pose de brazos en jarra nos conquistó lo suficiente como para estirarlo durante algunas temporadas.

Debido a la nueva legislación de los juegos online, Boteman ya no volverá a las pantallas para convertir un momento soso y aburrido en una actividad lúdica con la que además puedes ganar unas pesetillas (como diría el inestimable Señor Barragán -Jose María Rubio-, que por cierto era publicista antes de pasarse al espectáculo).

El caso es que la desaparición de Boteman nos sabe mal, porque le habíamos cogido cariño. 

Y aunque acabamos de rodar la nueva campaña de Botemanía, y estamos muy satisfechos y convencidos de que este nuevo anuncio -y sobretodo su jingle- va a convencer y divertir a los espectadores de la franja de noche, nos parece que es de justicia despedir a nuestro superhéroe favorito dedicándole estas líneas.

Así que Adiós Boteman.

Así que Adiós Boteman. Aunque siempre nos quedarán tus juegos de slots, casino y ruleta para entretenernos un rato, el mundo de la publicidad será un poco más aburrido sin tu presencia.


Related posts