Scroll to top
© 2019, IM+C. All rights reserved.
en es

Creatividad, innovación, pasión. Los nuevos motores del mundo

Creatividad, innovación, pasión. Los nuevos motores del mundo

Vivimos tiempos extraños. Tiempos donde todo cambia con una velocidad y una rapidez trepidante. Y los medios de comunicación no son una excepción. La tecnología avanza con una velocidad vertiginosa. Y eso está implicando, entre muchísimas cosas, un cambio de hábitos de consumo audiovisual.

Soy de los que piensan que el cambio siempre es bueno. El cambio es avance. El avance es movimiento y el movimiento es acción. Y eso es precisamente lo que se necesita más que nunca. Es momento de perder todo tipo de complejos. De pensar en grande. Las redes sociales han cobrado un protagonismo sin precedentes. Tenemos cientos de canales de televisión… pero, ¿qué pasa con los medios de comunicación “tradicionales”? ¿Morirán? ¿Tienen los días contados?

La verdad es que tengo la misma idea que todos vosotros. Es decir, ninguna. Pero sí me parece muy interesante comentar todo lo que está sucediendo. Las nuevas generaciones necesitan nuevos canales. ¿Lógico, no? ¿Y qué pasa con la tele, la radio, la prensa… Hace un año era Tik Tok, ahora es Twitch y puede que en unas semanas o meses sea alguna aplicación que aún no conocemos. Club House prometía, pero de momento aún no ha despegado…

Lo curioso es que, en el fondo, la base sigue siendo exactamente la misma: Conectar. Comunicar. Contar historias. El qué (WHAT), por qué (WHY), cuándo (WHEN), dónde (WHERE), quién (WHO) y cómo (HOW). Las famosas 5W del periodismo nos podrían demostrar que por mucho que pensemos que todo cambia muy rápidamente… en el fondo simplemente se transforma. O como mejor canta mi admirado Jorge Drexler “nada se pierde, todo se transforma”

Y para transformar las cosas, ¿qué hace falta? Innovación. Sí, otro elemento básico y que parece no estar muy presente en la gran mayoría de empresas españolas según indica el último estudio compartido por la European Innovation Scoreboard 2021 donde destacaba que España retrocedía dos puestos en el ranking de innovación de la UE. Mala noticia.

La creatividad y la innovación son los motores de este nuevo mundo. Cuando ante cualquier proyecto te pones a trabajar desde segundo 0, mano a mano con compañeros que tienen conocimientos y roles tan diferentes y de países, culturas y visiones tan diversas, es cuando el enriquecimiento aumenta y florece ya no tan sólo las ideas y el aprendizaje sino el disfrute y la pasión por aquello que haces (y ya no tan sólo a nivel profesional). Y falta la pasión. El eterno secreto. La tercera pata de esta santísima trinidad.

Volver a darle importancia a aquello que es realmente importante: la persona. Los valores. La satisfacción de las cosas bien hechas. Como “creadores” tenemos el “deber” de ser los mayores cómplices de las personas para hacer de este mundo un lugar mejor. Y si esta tendencia funciona -y ya está funcionando- las marcas se apuntarán.

Yo, que soy mucho de dejarme guiar por feelings & sensaciones me gusta también mucho dejarme guiar por aquel concepto de: dime cómo es tu CEO, y qué valores defiende y te diré como es tu marca. Sólo puedo invitaros a qué investiguéis sobre ello. No hace falta decir nada más.

Dream big. Be epic. Be different. Be honest. Be yourself.


Related posts