Scroll to top
© 2019, IM+C. All rights reserved.
en es

Sobre el futuro de la publicidad

Sobre el futuro de la publicidad

El consumidor y potencial cliente de los anunciantes no está esperando nuestros mensajes. Aunque el proceso publicitario conlleva mucho trabajo, esfuerzo y personas implicadas, no están alerta esperando las campañas de las marcas. No nos necesitan, somos un “incordio”.

Por ese motivo, solo sabiendo en qué momento recibirán ese mensaje, en que soporte les llegará, y qué actitud tendrán ante el medio que escojamos para impactarle, podemos hacer el mensaje mas efectivo y valioso para las marcas y para sus consumidores.

Si el planner sabe cuáles son los insights y las motivaciones profundas de consumo y compra de los consumidores, y cómo podemos influir en ellos para generarles la necesidad de interacción con nuestras marcas y productos.

Si el estratega digital propone dónde y cómo va a llegar el mensaje al consumidor online, qué perfil deben tener los sites o redes sociales y qué formatos son los mas efectivos para ese target al que se pretende “influenciar”.

Si el estratega de medios explica cómo es el perfil de los lectores de las revistas en las que se invertirá, en qué lugares estarán los oppis o las pantallas digitales que impactarán al público, de qué van los programas de radio en los que los oyentes podrán escuchar el mensaje, qué estrategia táctica de planificación de TV se aplicará y por qué.

Si el creativo recibe todos estos inputs, comparte la idea y el concepto en los que se basan los mensajes que se harán llegar al consumidor, y forma parte de la decisión del mix de medios, soportes y formatos en los que se va a invertir para optimizarla.

Si todo esto sucede alrededor de la misma mesa de trabajo es posible ser creativos con las ideas, y también con la manera en la que éstas llegan a los consumidores. Creando nuevos formatos. Generando nuevos soportes, acciones, ubicaciones. Saliendo de lo establecido para adaptarnos al consumidor, sorprenderle y ser realmente relevantes.

Solo entonces, tiene sentido el esfuerzo de todas las personas involucradas en el proceso de una campaña.

No todo puede ser programática, y no todo es AI para comunicar un producto o servicio. El futuro de la publicidad pasa por crear una nueva forma de llegar al consumidor desde un trabajo conjunto con especialistas de distintos campos. Integrando de verdad la estrategia, los medios y la creatividad la profesión de publicitario seguirá existiendo a finales de la próxima década.

Related posts